Seguridad de Internet en casa y en la escuela – Parte 2

Artículo original de Lynette T. Owens, Trend Micro

En julio de este año, de camino a mi reunión con el director de TI de un distrito educativo local, tuve que atravesar los pasillos del instituto donde se encontraba su oficina. El edificio, como muchas escuelas públicas, tenía un aspecto fatigado estructuralmente, mostrando las marcas y cicatrices de décadas de estudiantes pasando por sus pasillos. Cualquier persona que lo viera desde la calle se hubiera preocupado por su estado y el hecho de que los niños pasaran unas 7-8 horas al día bajo su techo, 10 meses del año.

Esperaba una reacción similar cuando el director de TI y yo nos sentáramos a discutir la infraestructura tecnológica de la escuela. Imaginé que lo que habría sería un cajón desastre de sistemas nuevos y antiguos y software de varias marcas, comprados por fases, cada vez que entraba una remesa de efectivo. También di por sentado que existiría algún tipo de software de seguridad, pero que sería mínimo.

Lo que me llevó a fijar la reunión fue un artículo publicado en el Washington Post en junio pasado, donde se afirmaba que la tecnología de seguridad, principalmente la que evitaba que los alumnos accedieran a sitios inadecuados, no había funcionado en nuestras escuelas. El periodista argumentaba que esta tecnología de filtrado no era eficaz puesto que los alumnos se las habían ingeniado para burlarla en la escuela, a la par que los profesores no podían acceder a sitios necesarios para la enseñanza en las aulas. Entonces me propuse descubrir la magnitud real de problema.

Mis suposiciones antes de llegar a la reunión eran ciertas solo en parte. El director llevaba en el puesto 4 años y había realizado una serie de cambios, tanto en el equipamiento como en las políticas de uso. Se habían creado laboratorios multimedia para una de las escuelas de educación primaria del distrito, cientos de profesores recibieron portátiles nuevos, se había eliminado el cableado en el instituto y se había instalado aire acondicionado en la sala donde se alojó toda la infraestructura de servidores.

A continuación hablamos del problema del acceso a material inadecuado por parte de los alumnos en las escuelas. No me dio la impresión de estar excesivamente preocupado y no apuntó que hubiera algún problema importante. Me alegró escuchar esto.

No obstante, el director afirmó que necesitaban aumentar la educación tanto de profesores como de alumnos sobre el uso y la seguridad de Internet y de los posibles problemas de seguridad. Creía que la tecnología por sí sola no resolvería todos los problemas que tendría que afrontar con respecto al uso y abuso de Internet en las escuelas. También estaba convencido de que los padres debían ser educados y a la vez educar a sus hijos sobre el uso inapropiado de Internet.

Si nuestros alumnos acceden a Internet en la escuela, entonces se aplican las mismas reglas para su seguridad que las que tienen en casa. Pero no estás allí para supervisarlos. Así que si eres un padre preocupado que desea asegurarse de que sus hijos están seguros cuando usan la red en la escuela, y que la información a la que acceden en línea es segura, hay 5 cosas que se pueden hacer inmediatamente en las escuelas de tus hijos:

1 – Involúcrate en la administración de la escuela. Pregunta al director sobre la seguridad general y las políticas de seguridad que aplican a alumnos y profesores para que su acceso a Internet esté protegido. Numerosas escuelas tienen códigos de conducta para el uso de la tecnología. ¿Cómo se forman profesores y alumnos en esta materia? Asegúrate de que tales políticas y procedimientos también se comunican a los padres y que están disponibles como referencia.

2 – Conoce las medidas disciplinarias existentes para infracciones de normas. ¿Qué ocurre si un profesor muestra contenido cuestionable de Internet en el aula?  ¿Cómo afectará al expediente académico de tu hijo un acceso a contenido inapropiado en un ordenador del colegio? ¿Qué ocurriría si un grupo de alumnos acosara a tu hijo por Internet? ¿Cómo se actuaría en este caso?

3 – Conoce cómo se protege la información personal de tu hijo. Muchas escuelas ahora alojan y publican en la red una cantidad considerable de información personal sobre tu hijo, a la que puedes acceder por Internet. Esto supone numerosas ventajas para todos, pero requiere la implantación de una política consistente de confidencialidad y seguridad así como una infraestructura que la apoye. A diferencia de generaciones anteriores, los niños de hoy tienen mucha información personal almacenada en formato digital y los padres deben ser conscientes de dónde se encuentra y cómo está protegida.

4 – Discute el asunto con otros padres. Saca el tema en la próxima reunión de la asociación de padres de alumnos. Asegúrate de que el resto de padres conocen el tema y también se implican en la discusión.

5 – Pide que se te informe periódicamente. Las tecnologías cambian y continuamente se desarrollan nuevas aplicaciones y usos. Y siempre que puedan mejorar el proceso educativo, se deben usar. ¿Cómo valora la escuela las nuevas tecnologías en relación con la seguridad de tus hijos? Este tema puede discutirse al menos una vez al año con el consejo del colegio y las asociaciones de padres.

Las escuelas con las que he estado en contacto están abiertas y dispuestas a involucrar a padres preocupados en el asunto de la seguridad de Internet. Y mientras que se encargan de la gran responsabilidad de garantizar la seguridad de nuestros hijos mientras que están al cargo de ellos, los padres necesitamos estar activamente alerta e involucrados en la seguridad en todo momento. Puede que hayas hecho todo lo posible para mantenerlos seguros en Internet mientras están en casa, pero no es allí donde pasan la mayor parte del día. En este asunto vale la pena invertir un poco de nuestro tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.