Este curso escolar, ayude a los niños a hacer un uso seguro y responsable de las redes sociales

Artículo original de Lynette Owens

Con la vuelta al cole, muchos estudiantes regresan también con fuerzas renovadas a usar las redes sociales para mantenerse al día de todo, desde las actividades escolares hasta la escena social. Por este motivo, es muy importante enseñarles y recordarles cómo hacer un uso seguro y responsable de los medios sociales.

Las redes sociales son un reflejo de los escenarios sociales de la vida real, con personajes buenos pero también malvados.

Mientras que casi todas las miradas se dirigen a problemas relacionados con otros compañeros como el acoso, el «sexting» (envío a través de teléfonos móviles de imágenes sexualmente explícitas) o la privacidad, pasamos por alto un asunto que merece la pena incluir en la charla con nuestros hijos sobre el uso seguro y responsable de las redes sociales: la ciberdelincuencia.

En muchos casos, los ciberdelincuentes no pretenden atacar a menores intencionadamente, pero siempre están al acecho de cualquier internauta. Y sus delitos están diseñados para inducir a las personas para que hagan algo sin saber que es peligroso. En otros casos, los jóvenes pueden ser su objetivo cuando el motivo de su delito es el robo de identidades de menores. Los ciberdelincuentes pueden usar la información personal de un niño para abrir líneas de crédito, por ejemplo, y no ser descubiertos durante una buena temporada (los padres no suelen comprobar los historiales de crédito de sus hijos ya que generalmente no hay razón para ello).

Las artimañas de los ciberdelincuentes son a veces tan aparentemente inofensivas como conseguir que hagamos clic en algún elemento porque ganan dinero de la publicidad con cada toque de ratón (fraude de los clics). También pueden engañarnos para hacer clic en enlaces publicados en un muro que dirigen a un sitio falso diseñado para instalar spyware en los sistemas, hacer que descarguemos algo que se suponía era música gratis pero que en realidad es un programa robot o convencernos para introducir información personal como un ID de usuario y una contraseña en un sitio pirateado.

Algunos consejos para los niños que usan los sitios de redes sociales:

  1. Contactar únicamente con personas conocidas o en las que se puede confiar con total seguridad
  2. Utilizar la configuración de privacidad más estricta posible pero que permita la flexibilidad necesaria para usar el sitio del modo deseado
  3.  Compartir solo la información absolutamente necesaria, especialmente cuando no se sabe con quién la puede compartir su red de amigos
  4. Desconfiar de las publicaciones que ofrecen algo demasiado bueno para ser cierto Fiarse del instinto si algo nos parece sospechoso. Y si SABEMOS que es un fraude, notificarlo al sitio de la red social
  5. Tener siempre un software de seguridad actualizado y eficaz instalado en todos los dispositivos que se usan para conectarse a Internet o a las redes sociales. Los ciberdelincuentes tendrán más problemas para atacarle porque un buen software o servicio de seguridad puede detectar los enlaces/sitios maliciosos y no permitirá el acceso a los mismos.

Como padres y educadores, debemos recordar que los niños necesitan adquirir las habilidades para evitar la ciberdelincuencia tanto como para saber tratar respetuosamente a otras personas en la red y proteger su privacidad y reputación. Además, sus futuros incluirán casi con total certeza el uso de Internet de forma regular. No van a ser niños para siempre, por lo que nuestro objetivo debería ser ayudarles a tomar buenas decisiones sobre la red por sí mismos tan pronto como sea posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.