Archivo de la categoría: Web 2.0

No es la línea de tiempo, es el Ticker, doc!

Artículo original de Rik Ferguson (Director of Security Research & Communication)

 

Desde que se conocen los próximos cambios del perfil de Facebook anunciados a principios de semana en la Conferencia para desarrolladores de Facebook f8, se está hablado y mucho sobre los efectos sobre la privacidad del nuevo formato de línea de tiempo del perfil del usuario.

 

Básicamente, Facebook tomará toda la información ya expuesta en la red social, su perfil, sus fotos, publicaciones, comentarios y otros datos sobre usted y los presentará en un orden cronológico sobre el que es posible hacer clic. Este cambio ha causado preocupación entre algunos comentaristas. Pero no es mi caso.

He de admitir que cuando escuché las noticias sobre los cambios me preocupé un poco, incluso hasta el extremo de enviar un mensaje a mi novia para hacerle partícipe de mi preocupación (soy un friki, lo sé). Así que me dije a mí mismo: “Ferguson, no seas tan negativo. Al menos, pruébala antes de ponerla a caer de un burro.

Así que inicié sesión en Facebook y habilité la nueva vista de línea de tiempo (públicamente no se ha publicado pero aquí puede obtenerse por adelantado) y, para ser sincero, me encantó lo que vi. Es bonita, es intuitiva y, verdaderamente, dice mucho más sobre mí (es un perfil, después de todo) que el diseño anterior.

Esto en el plano estético pero, ¿qué pasa con el tema de la seguridad? Lo que me llevó a escribir esta publicación fue un artículo de Gregg Keizer que incluía un comentario de Chet Wisniewski de Sophos. Chet opina que el nuevo diseño simplifica el procedimiento para la extracción de datos (data mining) por parte de cualquier usuario. Comenta: “La línea de tiempo hace mucho más fácil [para los atacantes] recopilar información sobre las personas“. También tiene razón. Si antes quería echar un vistazo a algo que hubiera hecho una persona en Facebook tenía que hacer un montón de clics para cargar publicaciones antiguas. Sin embargo, ahora todo se presenta en una línea de tiempo con barra de desplazamiento, mucho más simple. Entonces, ¿por qué no estoy de acuerdo?

La línea de tiempo verdaderamente facilita a cualquiera que tenga acceso a mi perfil a conocer mi pasado en Facebook, pero mi perfil está configurado como privado. Si bien soy extremadamente selectivo sobre quién añado como amigo en Facebook, honestamente, no me importa que mis amigos hagan un repaso de mi vida en una aburrida tarde lluviosa. Debería preguntarme por qué, pero mira, si les interesa… Por cierto, la línea de tiempo también permite saber quién te ha eliminado como amigo.

Por supuesto, si mi perfil estuviera configurado como visible para el público general, o si yo agregara a cualquiera como amigo, entonces mi línea de tiempo introduciría toda una nueva serie de preocupaciones. Pero, para ser sinceros, si tienes un perfil público para todo el mundo o añades amigos como setas, hay motivos más serios por los que preocuparse… Pero ninguno de ustedes hace eso, ¿verdad?

Pero hay algo que me preocupa del nuevo Facebook y, tal como opina mi compañero de Tweeter Kurt Wismer, es el Ticker. ¿Han visto el Ticker, verdad? Se trata de la nueva visualización deslizante de actualizaciones en la esquina superior derecha de la página de Facebook. ¿Que por qué me preocupo por el Ticker? Porque publica todas las actividades, incluidos los inicios de sesión, en tiempo real a todos sus amigos, incluidas las interacciones con personas y grupos a los que no conocen esos amigos (si el contenido es público). Esto puede dar mucho juego a los acosadores. Ahora no solo puedo ver lo que usted está haciendo en Facebook con gente que conozco sino que también puedo ver sus comentarios, publicaciones o gustos sobre algo con lo que no estoy conectado. Y eso no es buena cosa.

Por ahora, no hay nada que se pueda hacer al respecto excepto hacer un llamamiento a Facebook para que reconfigure esta función y aplique el mismo grado de discreción que una persona normal aplica en la vida real. Hay una corriente de gente publicando el estado siguiente en sus muros y, por ahora, es la única opción que tenemos…

Este es el texto por si se desea copiar y pegar.

“Hazme un favor: pasa el ratón sobre mi nombre, espera a que se cargue la ventana y haz clic en “Suscrito(a)”. Desmarca entonces la opción “Comentarios y Me gusta”. Prefiero que mis comentarios sobre las publicaciones de mis amigos no se vuelvan a publicar. ¡¡Muchas gracias!! Cuelga esto en tu muro si no quieres que cualquier persona pueda ver CADA MOVIMIENTO que hagas en Facebook :) Si quieres que haga lo mismo contigo, haz clic en “Me gusta”.

 

Motivos cambiantes ocultos detrás de las amenazas digitales [INFOGRAPHIC]

Artículo original de Danielle Veluz (Comunicaciones técnicas)

Hace más de 20 años que las amenazas en línea y el malware asedian a los usuarios de Internet. A pesar de que actualmente los titulares informativos sobre ciberseguridad suelen remitir a las últimas filtraciones de datos, publicaciones falsas de Facebook y al aumento de un 1.410% del malware para Android, no hay que olvidar que la herramienta que utilizan los ciberdelincuentes hoy por hoy es, irónicamente y por decirlo de alguna manera, BRAIN (un juego de palabras), un virus cerebro creado por dos hermanos paquistaníes con el objetivo de hacer el bien y evitar la piratería informática. Desde el bum de los ordenadores en la década de los 80 hasta la aparición de Internet y la conectividad en la década de los 90 y del 2000, Trend Micro ha estado supervisando muy de cerca los avances tecnológicos que se han producido en materia de intercambio de información y, como consecuencia, también ha sido testigo de cómo han evolucionado el malware y las amenazas en línea y han pasado de ser unos simples virus informáticos molestos a los importantes programas para el robo de información actuales.

Hoy en día, Trend Micro detecta 3,5 amenazas nuevas por segundo. Ante la inevitable transición hacia la nube que cada vez emprenden más negocios y usuarios particulares, no dejan de crecer los riesgos por pérdidas de datos y pérdidas financieras. Trend Micro sigue destapando operaciones de ciberdelincuencia y los beneficios de millones de dólares que obtienen los malos, lo que no son más que indicios de una economía sumergida que va madurando poco a poco.

Nuestro nuevo gráfico informativo, Morfología de las amenazas: motivos cambiantes ocultos detrás de las amenazas digitales, ofrece una buena visión de los diferentes y variados motivos que incitan a los ciberdelincuentes y las consecuencias de tales cambios en el panorama de las amenazas a lo largo de los años.

Haga clic aquí para obtener una visión detallada de la siguiente imagen.

 

¿LinkedIn? ¡No, gracias!

Artículo original de Rik Ferguson (Director of Security Research & Communication, Trend Micro)

ACTUALIZACIÓN: parece que el gobierno holandés ya se está cuestionando si este nuevo comportamiento incumple su legislación sobre protección de datos.

Después de leer esta publicación, la primera “víctima” de la publicidad social ha dado un paso adelante (resulta ser compañero mío) y ha escrito en Twitter hace unos días:

Clic para ampliar

Artículo original
_________________________________________________

En mi recorrido periódico por las opciones y la configuración de mis cuentas en las redes sociales en las que deposito mis datos, descubrí unas nuevas “funciones” en LinkedIn que me sacaron de mis casillas. En un movimiento que recuerda mucho a otra red social *ejem*Facebook*ejem*, LinkedIn ha decidido introducir publicidad segmentada y “publicidad social”.

Vaya, qué sorpresa, publicidad en un sitio Web” puede que sea tu primera reacción. Pero, ¿esperarías encontrar tu nombre, tu foto y tu información personal en esos anuncios? Si la respuesta es no y eres un usuario de LinkedIn, mejor que te conectes hoy mismo y eches un vistazo a tu nueva configuración predeterminada.

Tras iniciar sesión en LinkedIn, mira la esquina superior derecha y verás tu nombre en un menú desplegable, sitúa el ratón sobre tu nombre y selecciona “Configuración” en el menú que aparece. Aquí es donde puedes renunciar a estas nuevas “funciones”.

Clic para ampliar la imagen

Una vez que se han seleccionado los controles de privacidad se pueden desmarcar las casillas que han permitido que tu información personal se utilice sin tu consentimiento.

Clic para ampliar la imagen

Y, ya metidos en faena, espero que te animes a echar un vistazo al resto de opciones de configuración de la cuenta. Seguro que encontrarás más cosas que querrás desactivar, como esta perlita (en la sección Grupos, compañías y aplicaciones)…

Clic para ampliar la imagen

LinkedIn ha añadido estas nuevas funciones y las ha activado en cada uno de sus 120 millones de usuarios sin ningún tipo de notificación, incluso cuando en mi perfil tenía seleccionada la opción de recibir correos con novedades sobre funciones (otra opción predeterminada). He llamado a la Oficina del Comisionado de información del Reino Unido (un órgano público independiente para fomentar el acceso a la información oficial y proteger la información personal) y me han confirmado que esto constituiría una violación de la ley de protección de datos si los datos se almacenaran y procesaran en el Reino Unido.

Aún a riesgo de repetir el consejo de ayer, tened mucho cuidado con la información que compartís en la red. No solo no podemos fiarnos de los desconocidos, parece que tampoco podemos confiar en que las redes sociales mantengan la confidencialidad de nuestros datos o que envíen una notificación cuando decidan compartirlos. Y recuerda: no me refiero solo a LinkedIn…

¿Anuncio de Anonymous de atacar Facebook?

Artículo original de Rik Ferguson (Director of Security Research & Communication, Trend Micro)

En un vídeo nuevo, Anonymous, o como mínimo una facción de este “colectivo de ciberatactivistas” (¿sabéis que cada vez me disgusta más este término?), ha anunciado sus planes para lanzar un ataque coordinado contra Facebook en la feliz fecha (al menos en el Reino Unido) del 5 de noviembre. El vídeo es un llamamiento para ganar adeptos del asalto, pero no ofrece detalle alguno sobre la actividad planificada. Por ahora, el vídeo debe tratarse con precaución Se publicó hace casi un mes y todavía no se la ha dado demasiada publicidad, por no decir ninguna, en los canales habituales de Anonymous. Los perfiles de Twitter que parecen estar asociados permanecen inactivos y, en una jugada maestra de ironía, incluso se ha creado una página de Facebook dedicada al ataque.

Según el vídeo, Facebook merece “morir” por varios motivos

1 – Almacena información personal que no se elimina – “incluso si el usuario “elimina” su cuenta, toda la información personal permanece en Facebook y puede ser recuperada en cualquier momento. Modificar la configuración de privacidad para “aumentar la privacidad” de la cuenta de Facebook no es más que un engaño. Facebook sabe más de ti que tu propia familia“.

2 – Vende derechos de acceso a los datos a organismos externos – “Facebook ha estado vendiendo información a organismos gubernamentales y permitiendo el acceso clandestino a empresas de seguridad de la información para que puedan espiar información de usuarios de todo el mundo. Algunas de estas empresas, conocidas como empresas de seguridad de sombrero blanco (WhiteHat), trabajan para gobiernos autoritarios, como los de Egipto y Siria.

Después de manifestar sus pretensiones, se despiden con el mensaje “Existimos sin nacionalidad, sin inclinaciones religiosas. Tenemos derecho a no estar vigilados, a no ser acosados y a que no se aprovechen de nosotros. Tenemos derecho a no vivir como esclavos.

Procedamos a revisar estas acusaciones. En primer lugar, la retención de datos. Según la propia política de privacidad de Facebook: “Cuando eliminas una cuenta, se borra de forma permanente..” lo que parece bastante claro. Se incluye una salvedad en un apartado dedicado a las copias de seguridad de los datos donde se indica, “La información eliminada y borrada puede permanecer en copias de seguridad hasta un máximo de 90 días, pero no estará disponible para los demás.” No hace falta decir que si has elegido compartir la información de Facebook y dicha información es compartida posteriormente por tus amigos o contactos, significa que has perdido el control sobre la misma. Este el motivo principal por el que se recomienda extremar la precaución a la hora de publicar cualquier información en la red. Con todos estos datos, parece que el primer punto esgrimido por Anonymous carece de validez.

En segundo lugar, la acusación de que Facebook vende información a terceros. Una vez más, un vistazo a la política de privacidad arroja información sobre el enfoque de Facebook respecto a este asunto; “Podemos revelar información con arreglo a citaciones, órdenes judiciales u otros requerimientos (incluidos asuntos civiles y penales) si creemos de buena fe que la ley exige dicha respuesta. Esto puede incluir respetar requerimientos de jurisdicciones ajenas a los Estados Unidos cuando creamos de buena fe que las leyes locales de tal jurisdicción exigen dicha respuesta, son aplicables a usuarios de dichas jurisdicción y resultan coherentes con estándares internacionales generalmente aceptados. También podemos compartir información si creemos de buena fe que resulta necesario para impedir un fraude u otra actividad ilegal, evitar un daño físico inminente o protegernos tanto a nosotros como al usuario de personas que infrinjan nuestra Declaración de derechos y responsabilidades. Esto puede incluir compartir información con otras empresas, abogados, tribunales u otras entidades gubernamentales.

Por lo tanto, sin entrar en debates sobre los aciertos y las equivocaciones de gobiernos específicos del planeta, Facebook no oculta en ningún momento que compartirá información si recibe peticiones de este tipo tanto de jurisdicciones estadounidenses como “extranjeras” de conformidad con las leyes aplicables en cada jurisdicción. ¿Qué aprendemos de todo esto? Si eres usuario de Facebook y crees que tu gobierno o el sistema de aplicación de leyes locales puede tener intereses no deseados en tus actividades de las redes sociales, será necesario que prestes especial atención a la información que reveles, tanto en el perfil personal como en las actividades realizadas en el sitio Web. Si decides participar en una actividad que tu gobierno preferiría que no hicieras, es importante que sepas que el proveedor de la red social en cuestión tenga que cumplir con su deber si recibe una demanda jurídica o civil.

No obstante, el punto principal y más importante es este: Facebook es voluntario. Te unes a Facebook porque quieres. La información que publicas es por voluntad y riesgo propios. Si Facebook sabe más de ti que tu propia familia, es solo porque tú se lo has contado. En cambio, a pesar de que el proveedor de redes sociales aplica controles relativamente granulares sobre cómo y con quién se comparte la información, no dejo de pensar que es cierto que la configuración predeterminada de la cuenta todavía es demasiado abierta y que los mecanismos para el control de intercambio son demasiado complejos.

Publicar información en cualquier lugar de Internet es parecido a comunicar una noticia en una reunión general, por lo que debería tratarse del mismo modo. Incluso si restringes el acceso a la información solamente a tus amigos, no puedes controlar el modo en que las personas de tu círculo de confianza comparten dicha información. Si no eres de los que gritan a voces tu número de teléfono en mitad de un centro comercial lleno de gente, no lo reveles en la red, en ningún lugar.

Sin embargo, lo que más me preocupa del anuncio de Anonymous es la frase “Un día miraréis hacia atrás y os daréis cuenta de que lo que hemos hecho es correcto, daréis las gracias a los dirigentes de Internet; no estamos en vuestra contra sino que pretendemos salvaros“. Joseph Goebbels dijo una vez algo muy similar, “El Estado [los dirigentes de Internet?] tiene el derecho absoluto de supervisar la formación de la opinión pública.“.

“Por tu propio bien es siempre el mejor argumento para hacer que las mujeres (y los hombres) acepten lo que menos les conviene.” – Janet Frame.

El secuestro y el robo de Facebook

Artículo original de Rik Ferguson (Director of Security Research & Communication, Trend Micro)

En lo que parece ser un crimen premeditado y bien planeado, unos ladrones consiguieron vaciar la caja fuerte del supermercado Carrefour con ayuda de un amigo de Facebook.

A principios de febrero, el responsable del supermercado hizo una nueva e interesante amistad en Facebook, una joven llamada Katrien Van Loo. La relación se fue consolidando y bien pronto la víctima recibió una invitación para una cena romántica, presuntamente para conocerse mejor con su nueva amiga. La cena tuvo lugar el 15 de febrero de este año. La policía está publicando imágenes para buscar testigos. Aquí clic aquí para ver el informe de la policía belga.

Cuando la víctima llegó esa noche a las diez y media al lugar de la cita, un edificio vacío, descubrió que le habían tendido una trampa con ayuda de un perfil falso de Facebook. Rápidamente fue asaltado por dos hombres que lo amordazaron y le vendaron los ojos y le obligaron a entregarles las llaves de su apartamento.

Mientras uno de los delincuentes se quedó con la víctima, el otro se dirigió con las llaves robadas a casa del director del supermercado. Cuando encontró las llaves del supermercado, salió del edificio. Al salir, fue filmado por las cámaras de videovigilancia del edificio.

Imágenes del sospechoso del robo perpetrado en Bélgica obtenidas con las cámaras de videovigilancia

Poco después de la medianoche, y con ayuda de un tercer cómplice que también fue grabado por las cámaras, vaciaron la caja fuerte del supermercado. Los sospechosos pueden verse en el las imágenes de vídeo preparadas por la policía belga. Sospechoso del robo Facebook perpetrado en Bélgica. Es importante mencionar que ambos sospechosos son zurdos.

Si reconoce a los sospechosos, o si tiene algún tipo de información con relación a este delito, acuda a las autoridades belgas. Puede hacerlo a través del número de teléfono gratuito 0800 / 30.30.0 o de este formulario en línea.

Si es usuario de Facebook, recuerde que es fácil hacerse pasar por cualquiera. No permita que personas que no conoce entren a formar parte de su círculo de confianza. Al hacerlo, pondría en peligro su seguridad y su privacidad, así como la de los amigos que publican mensajes en su muro. Si alguna vez decide encontrarse con un extraño, no repita los errores de este hombre. Hágalo en un lugar público y no acuda en solitario. La confianza hay que ganársela, no se regala.

Si recibe una solicitud de amistad de alguien que no conoce, es recomendable comprobar una serie de puntos. ¿Tienen amigos en común? Si no los tienen, debería empezar a sospechar. Si puede ver información de la persona, compruebe si tienen en común algo más, como la escuela o alguna empresa donde hayan trabajado. Compruebe si hay alguna foto en el perfil y, si es así, intente reconocer a la persona. Si no puede ver ningún tipo de información, amigos comunes o fotografía, la respuesta debe ser definitivamente NO.

Si a pesar de todas estas comprobaciones todavía tiene sospechas, puede enviar un mensaje a esa persona para preguntarle de qué le conoce o cómo lo ha encontrado en Facebook. Si al final resulta ser una solicitud de amistad tentativa, mi recomendación sería ignorarla y salir a tomar una cerveza.