Carta de la CEO: es tiempo de bondad y compasión

Estimados clientes:

Juntos, nos enfrentamos a una situación sin precedentes y todos hemos tenido que adaptarnos a la nueva realidad. La pandemia mundial del coronavirus está afectando a nuestras familias, nuestras comunidades, nuestras organizaciones – de hecho, afecta a nuestra perspectiva y a nuestra forma de vida. Como sin duda usted también lo habrá hecho, en Trend Micro llevamos ocupados durante las últimas semanas garantizando la seguridad de nuestros empleados y ofreciendo al mismo tiempo un servicio y una protección ininterrumpidos a nuestros clientes. Hemos convertido en una prioridad ayudar a las organizaciones de todo el mundo a reforzar su seguridad y garantizar la continuidad del negocio mientras muchos de sus empleados trabajan de forma remota.

Como compañía global con sede en Japón, hemos estado expuestos al COVID-19 desde los primeros días cuando estalló en Asia por primera vez. Hemos visto el impacto masivo que este nuevo coronavirus ha tenido en todos nosotros: desde el distanciamiento social, hasta la separación de familias, la enfermedad e incluso la muerte. Nuestros pensamientos y oraciones están con todas las personas afectadas por el virus, directa o indirectamente.

La seguridad de nuestros empleados es nuestra primera prioridad y en las últimas semanas la gran mayoría de nuestra plantilla está trabajando desde casa, todos, los 7.000 en los 60 países donde estamos. Es reconfortante ver las diferentes actividades que los equipos han lanzado para mantenerse conectados mientras están separados: happy hours virtuales o reuniones de café por la mañana, clases de deporte online para mantenerse en forma, noches de cine e incluso karaoke a distancia. A veces siento que estamos más conectados que antes.

En medio de estos tiempos difíciles, también hemos visto el asombroso poder de la positividad y la bondad en todo el mundo. Estoy muy conmovida y orgullosa de cómo nuestros empleados, nuestros Trenders, se están esforzando más de lo normal para participar en actos de generosidad y apoyo a la comunidad. Algunos ejemplos incluyen:

  • Servicios de ayuda vecinal iniciados por los empleados, como compras para los ancianos.
  • Herramientas desarrolladas para ayudar a nuestros héroes médicos, por ejemplo, un clip impreso en 3D que permite al personal sanitario utilizar máscaras faciales más cómodamente Nuevo contenido para estudiantes y padres que ahora trabajan desde casa, desarrollado por nuestro equipo de Internet Safety for Kids & Families
  • Donación a nuestras comunidades de más de 60.000 mascarillas  
  • Actividades de Give & Match en apoyo de los barrios desfavorecidos en India y Filipinas, en las que la empresa iguala la donación de cada empleado.

También hemos visto a Trenders donando algunos de sus días de vacaciones pagadas acumuladas a colegas que podrían necesitar tiempo libre adicional para cuidar de la familia. Ha habido miles de esos actos de solidaridad, probablemente muchos más de los que no soy consciente. Conociendo la pasión y entrega de nuestros empleados, sé que hay nuevas actividades que se están organizando y que están teniendo lugar en este preciso momento.

Con este mismo espíritu, es muy importante para mí, así como para todo el equipo ejecutivo, que hagamos lo correcto para nuestros empleados y clientes en estos tiempos difíciles, en lugar de centrarnos únicamente en lo que es mejor para nuestros resultados. Tenemos la intención de retener a todos nuestros empleados, y estamos trabajando para garantizar que nuestros equipos que trabajan a comisión sigan teniendo un ingreso estable, sin importar cómo vayan los negocios. Sabemos que no todas las empresas son tan afortunadas como nosotros, y muchos familiares de nuestros empleados están sin trabajo, por lo que nuestros ejecutivos también se han comprometido a reducir sus salarios si es necesario, para asegurar que cada empleado reciba las bonificaciones de la compañía durante la primera mitad de 2020. Si protegemos a nuestra familia de Trend Micro, nuestra familia de Trend Micro puede proteger y cuidar de sus comunidades.

Entiendo que estos tiempos son difíciles y que mientras celebramos actos de bondad y positividad, muchos de nuestros amigos y familias están luchando y haciendo frente a  problemas de salud y otras preocupaciones. Nuestros corazones están con todos los afectados, con los trabajadores del sector sanitario y con todos los empleados esenciales que ayudan a mantener nuestras vidas. Les estamos agradecidos de todo corazón.

Por favor, cuídate y… ¡y quédate en casa!

Saludos cordiales,

Eva Chen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.