Smart Working y seguridad

Cambios en la seguridad en la época del Smart Working y cómo podemos seguir protegiéndonos

Por: José Battat, Country Manager Trend Micro Iberia

En estas semanas, a causa de la delicada situación en la que nos encontramos a raíz de la explosión de la epidemia del Covid-19, se está hablando mucho del Smart Working.

El Smart Working existe desde hace mucho tiempo, pero es ahora, con la crisis sanitaria, cuando muchas empresas se han visto en la situación de tener que enviar a sus empleados a trabajar desde casa.

Por eso, hemos asistido en todo el país a una especie de carrera para adaptarse a esta modalidad de trabajo, algo que puede resultar ser un fenómeno muy positivo si pensamos en el enfoque cultural de España, que es un país bastante tradicional y ligado al puesto de trabajo «in situ» respecto a otras realidades extranjeras, que ya habían previsto la posibilidad de trabajar desde fuera de las oficinas de la empresa.

No obstante, desde el punto de vista tecnológico un aumento masivo e imprevisto de las personas que trabajan desde casa puede dar lugar a situaciones críticas en las empresas. No todas las infraestructuras se pueden preparar para gestionar un aumento así de repentino de los usuarios del Smart Working. La mayor parte de las organizaciones se basan en estructuras on premise, para las que no estaba prevista una situación de este tipo y, por tanto, pueden tener dificultades por culpa de la falta del ancho de banda que hace falta para gestionar tal cantidad de tráfico. Otro punto que hay que tener en cuenta es el relacionado con la seguridad de las redes y de los routers domésticos que se utilizan para conectarse a las redes de las empresas, además de las políticas de seguridad relativas a la navegación web.

¿Cómo afrontar el reto del Smart Working?

Las infraestructuras en la nube nos pueden ayudar a resolver y a gestionar de una forma más ágil los niveles de seguridad y a simplificar en gran medida el impacto en la infraestructura. Lo normal era que un usuario, hasta hace poco, fuera a la oficina y tuviera su puesto Notebook o Desktop conectado a la red de la empresa, con todas las herramientas y el software de seguridad para proteger su trabajo, como firewall, proxy, protección de la navegación web, correo seguro, controles de red a través IPS/IDS y todo lo necesario para proteger la información. Sin embargo, con el Smart Working esto no es así, porque los datos pasan por un router que no está controlado y entran en una red, la de la empresa, que estaba preparada para que esos PC estuvieran dentro de su infraestructura, con el consiguiente impacto, que probablemente no estaba previsto en términos de ancho de banda.

Las ventajas de la nube y de las soluciones Saas

Así pues, ¿cómo se pueden mantener los mismos niveles de seguridad y políticas que la empresa puede garantizar cuando los ordenadores están dentro de la red de la empresa? Esto es posible gracias a la nube y, respecto a la seguridad, a las soluciones SaaS. Trend Micro tiene productos específicos que hacen posible de que las empresas tengan la mayor parte de las soluciones en esta modalidad.

Las soluciones Worry Free y Apex One protegen los Endpoint sin necesidad de tener servidores de gestión en la infraestructura. Estos están disponibles en la nube de Trend Micro, de forma que, trabaje donde trabaje el empleado, estará siempre protegido con las políticas y las reglas que haya definido la empresa y sin tener que consumir ancho de banda cuando se encuentre fuera de la estructura. Trend Micro Web Security protege la navegación web y, con una configuración híbrida, se pueden configurar reglas para la navegación, con independencia del lugar en el que se encuentre el trabajador, a la vez que se protegen también los dispositivos móviles. Soluciones ad hoc, como  Cloud App, además, protegen el correo en caso de que se usen sistemas de correo en la nube (Office365 – Google Mail, etc.) y también a través de sistemas de protección que gestiona directamente Trend Micro en sus propios centros de procesamiento de datos.

Actualmente, la tecnología en la nube nos permite ofrecer también soluciones de IPS/IDS como Tipping Point en modalidad SaaS, para poder controlar el tráfico de red desde la nube y hacia ella, con la consiguiente reducción del riesgo de que haya alguna vulnerabilidad que pueda afectar a nuestros sistemas.

En conclusión, las soluciones SaaS pueden resultar de mucha ayuda gracias a su flexibilidad y potencia. Trend Micro es el partner ideal para hacer frente a las situaciones de emergencia y de riesgo inesperadas o que no se podían prever.

Smart working, qué está pasando en España

A raíz de la explosión de la epidemia de COVID-19,  el Gobierno español recomendaba encarecidamente a las empresas que favorecieran el trabajo a distancia para limitar al máximo el contacto entre personas y no contribuir a difundir el virus. Los primeros días, algunas empresas acusaron la falta de un ancho de banda adecuado para soportar la nueva cantidad de tráfico de datos que procedía del exterior de la red y tuvieron que apresurarse a aportar las modificaciones necesarias en las infraestructuras para poder llevar mejor el trabajo a distancia con la implementación de infraestructuras VDI o la ampliación de licencias.

Muchas organizaciones están consiguiendo mantener su productividad y continuar con sus actividades con normalidad gracias a esta modalidad, a pesar de todas las restricciones de movimiento que los decretos ministeriales van añadiendo día a día con el objetivo de contener la epidemia. En España, algunas organizaciones ya estaban acostumbradas al teletrabajo, como Trend Micro, para empezar. La novedad es que la duración de esta práctica se está extendiendo mucho a causa de la situación. En estos casos, es interesante intentar cultivar las relaciones humanas lo máximo posible. Para estar en contacto, en Trend Micro organizamos iniciativas de cafés o comidas virtuales todos los días y animamos a que la gente haga videollamadas y utilice el chat interno no solo para cuestiones laborales. Y lo mismo con los clientes. Afortunadamente, son muchas las empresas que favorecen y organizan iniciativas de este tipo para mantener la motivación y subir la moral.

Es muy probable que en el futuro haya cada vez más trabajos que se desarrollen a distancia y que se hagan más reuniones por videoconferencia. Lo que estamos viviendo actualmente, que es fruto de esta desafortunada situación en la que nos encontramos, podría ser un avance de lo que nos depara el futuro laboral. Precisamente por eso podría convertirse en realidad antes de lo que pensábamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.