¿Anuncio de Anonymous de atacar Facebook?

Artículo original de Rik Ferguson (Director of Security Research & Communication, Trend Micro)

En un vídeo nuevo, Anonymous, o como mínimo una facción de este “colectivo de ciberatactivistas” (¿sabéis que cada vez me disgusta más este término?), ha anunciado sus planes para lanzar un ataque coordinado contra Facebook en la feliz fecha (al menos en el Reino Unido) del 5 de noviembre. El vídeo es un llamamiento para ganar adeptos del asalto, pero no ofrece detalle alguno sobre la actividad planificada. Por ahora, el vídeo debe tratarse con precaución Se publicó hace casi un mes y todavía no se la ha dado demasiada publicidad, por no decir ninguna, en los canales habituales de Anonymous. Los perfiles de Twitter que parecen estar asociados permanecen inactivos y, en una jugada maestra de ironía, incluso se ha creado una página de Facebook dedicada al ataque.

Según el vídeo, Facebook merece “morir” por varios motivos

1 – Almacena información personal que no se elimina – “incluso si el usuario “elimina” su cuenta, toda la información personal permanece en Facebook y puede ser recuperada en cualquier momento. Modificar la configuración de privacidad para “aumentar la privacidad” de la cuenta de Facebook no es más que un engaño. Facebook sabe más de ti que tu propia familia“.

2 – Vende derechos de acceso a los datos a organismos externos – “Facebook ha estado vendiendo información a organismos gubernamentales y permitiendo el acceso clandestino a empresas de seguridad de la información para que puedan espiar información de usuarios de todo el mundo. Algunas de estas empresas, conocidas como empresas de seguridad de sombrero blanco (WhiteHat), trabajan para gobiernos autoritarios, como los de Egipto y Siria.

Después de manifestar sus pretensiones, se despiden con el mensaje “Existimos sin nacionalidad, sin inclinaciones religiosas. Tenemos derecho a no estar vigilados, a no ser acosados y a que no se aprovechen de nosotros. Tenemos derecho a no vivir como esclavos.

Procedamos a revisar estas acusaciones. En primer lugar, la retención de datos. Según la propia política de privacidad de Facebook: “Cuando eliminas una cuenta, se borra de forma permanente..” lo que parece bastante claro. Se incluye una salvedad en un apartado dedicado a las copias de seguridad de los datos donde se indica, “La información eliminada y borrada puede permanecer en copias de seguridad hasta un máximo de 90 días, pero no estará disponible para los demás.” No hace falta decir que si has elegido compartir la información de Facebook y dicha información es compartida posteriormente por tus amigos o contactos, significa que has perdido el control sobre la misma. Este el motivo principal por el que se recomienda extremar la precaución a la hora de publicar cualquier información en la red. Con todos estos datos, parece que el primer punto esgrimido por Anonymous carece de validez.

En segundo lugar, la acusación de que Facebook vende información a terceros. Una vez más, un vistazo a la política de privacidad arroja información sobre el enfoque de Facebook respecto a este asunto; “Podemos revelar información con arreglo a citaciones, órdenes judiciales u otros requerimientos (incluidos asuntos civiles y penales) si creemos de buena fe que la ley exige dicha respuesta. Esto puede incluir respetar requerimientos de jurisdicciones ajenas a los Estados Unidos cuando creamos de buena fe que las leyes locales de tal jurisdicción exigen dicha respuesta, son aplicables a usuarios de dichas jurisdicción y resultan coherentes con estándares internacionales generalmente aceptados. También podemos compartir información si creemos de buena fe que resulta necesario para impedir un fraude u otra actividad ilegal, evitar un daño físico inminente o protegernos tanto a nosotros como al usuario de personas que infrinjan nuestra Declaración de derechos y responsabilidades. Esto puede incluir compartir información con otras empresas, abogados, tribunales u otras entidades gubernamentales.

Por lo tanto, sin entrar en debates sobre los aciertos y las equivocaciones de gobiernos específicos del planeta, Facebook no oculta en ningún momento que compartirá información si recibe peticiones de este tipo tanto de jurisdicciones estadounidenses como “extranjeras” de conformidad con las leyes aplicables en cada jurisdicción. ¿Qué aprendemos de todo esto? Si eres usuario de Facebook y crees que tu gobierno o el sistema de aplicación de leyes locales puede tener intereses no deseados en tus actividades de las redes sociales, será necesario que prestes especial atención a la información que reveles, tanto en el perfil personal como en las actividades realizadas en el sitio Web. Si decides participar en una actividad que tu gobierno preferiría que no hicieras, es importante que sepas que el proveedor de la red social en cuestión tenga que cumplir con su deber si recibe una demanda jurídica o civil.

No obstante, el punto principal y más importante es este: Facebook es voluntario. Te unes a Facebook porque quieres. La información que publicas es por voluntad y riesgo propios. Si Facebook sabe más de ti que tu propia familia, es solo porque tú se lo has contado. En cambio, a pesar de que el proveedor de redes sociales aplica controles relativamente granulares sobre cómo y con quién se comparte la información, no dejo de pensar que es cierto que la configuración predeterminada de la cuenta todavía es demasiado abierta y que los mecanismos para el control de intercambio son demasiado complejos.

Publicar información en cualquier lugar de Internet es parecido a comunicar una noticia en una reunión general, por lo que debería tratarse del mismo modo. Incluso si restringes el acceso a la información solamente a tus amigos, no puedes controlar el modo en que las personas de tu círculo de confianza comparten dicha información. Si no eres de los que gritan a voces tu número de teléfono en mitad de un centro comercial lleno de gente, no lo reveles en la red, en ningún lugar.

Sin embargo, lo que más me preocupa del anuncio de Anonymous es la frase “Un día miraréis hacia atrás y os daréis cuenta de que lo que hemos hecho es correcto, daréis las gracias a los dirigentes de Internet; no estamos en vuestra contra sino que pretendemos salvaros“. Joseph Goebbels dijo una vez algo muy similar, “El Estado [los dirigentes de Internet?] tiene el derecho absoluto de supervisar la formación de la opinión pública.“.

“Por tu propio bien es siempre el mejor argumento para hacer que las mujeres (y los hombres) acepten lo que menos les conviene.” – Janet Frame.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.