Comencemos 2019 con una respuesta de todo el sector a las amenazas IoT

Decenas de miles de entusiastas de la tecnología han acudido a Las Vegas para asistir a la feria anual CES de tecnología, muchos de ellos ansiosos por ver las últimas innovaciones en gadgets conectados. Internet de las Cosas (IoT) ha estado más presente que nunca en el evento, lo que refleja el papel cada vez más importante en el mundo empresarial y en el mercado de consumo. Pero tal y como Trend Micro esbozó en su informe de predicciones para 2019, IoT también representa una importante amenaza para la seguridad, que podría afectar a fabricantes, proveedores de servicios y organizaciones de usuarios finales de diversas maneras.

Comenzamos un nuevo año y la única manera de mitigar este riesgo pasa por que en toda la industria trabajemos juntos para mejorar la seguridad en todo el ecosistema IoT.

Un mundo conectado

Las tecnologías IoT han vuelto a estar presentes en todo el CES, y lo estarán en los diversas eventos y citas tecnológicas a lo largo del año: desde el hogar inteligente a los coches conectados, desde los sistemas para smart cities a las innovaciones 5G. Según diversos informes, muchos de los más de 4.500 expositores de la feria han intentado sorprender a los más de 180.000 asistentes con su última propuesta, el kit más innovador, con altavoces y pantallas inteligentes listas para causar un gran impacto este año, y mucho más.

Sin embargo, la seguridad sigue siendo un reto importante para la industria. Los fabricantes y desarrolladores suelen dar prioridad al tiempo de comercialización y a la usabilidad, lo que puede dejar vulnerabilidades sistémicas en los productos, mientras que los consumidores y las empresas pueden, sin saberlo, agravar el ciberriesgo a través de fallos de configuración y autenticación. También es cierto que otras partes del ecosistema IoT, como algunos protocolos M2M, son inherentemente inseguras.

He aquí algunas de las amenazas IoT que habrá que tener en cuenta este año, según Trend Micro:

  • Dispositivos domésticos inteligentes: se producirá una afluencia de ataques a través del router doméstico, con el fin de reclutarlos en redes de bots. Estas amenazas similares a las del gusano Mirai podrían funcionar de forma tan sencilla como buscar en Internet endpoints disponibles públicamente y que solo estén protegidos por las credenciales predeterminadas de fábrica. Las redes de bots resultantes podrían causar grandes daños a las empresas en forma de ataques DDoS, fraude de clics, criptominería y mucho más.
  • Trabajadores a domicilio y remotos: podrían representar, sin saberlo, una grave amenaza para la seguridad de los sistemas y datos informáticos de sus empleadores si sus dispositivos domésticos inteligentes quedan desprotegidos. Los altavoces inteligentes vulnerables y otros gadgets podrían ser hackeados proporcionando a los atacantes un trampolín a las redes corporativas.
  • Proveedores corporativos de dispositivos inteligentes: las organizaciones sanitarias tendrán que tener en cuenta la ciberseguridad a la hora de ofrecer tecnologías IoT a los usuarios. Sin ir más lejos, Trend Micro prevé las primeras víctimas reales de un ataque a un dispositivo de salud inteligente en 2019.
  • Protocolos M2M: como el MQTT y el CoAP representan una amenaza directa para las organizaciones, exponiéndolas potencialmente al espionaje industrial, ataques dirigidos y DoS a través de la red troncal de comunicaciones IoT. Un reciente informe de Trend Micro explica que los proveedores de servicios, los integradores de sistemas y los equipos de TI deben minimizar su exposición a M2M, mejorar los procesos de escaneado y la gestión de vulnerabilidades.

Avanzar juntos

Parte del reto que plantea la seguridad IoT es que la superficie de ataque es extremadamente amplia y abarca aplicaciones móviles, plataformas cloud de back-end, dispositivos endpoint, redes y mucho más. Sin duda, no existe una solución única para estas amenazas: por eso Trend Micro colabora con compañías de telecomunicaciones, fabricantes de dispositivos IoT, multinacionales de tecnología y otras partes interesadas para proteger nuestro mundo conectado.

Trend Micro ofrece soluciones como Deep Security, para ayudar a proteger el centro de datos de la nube híbrida; los dispositivos Tipping Point y la detección de brechas de Deep Discovery para la seguridad de la capa de red; Virtual Network Function Suite (VNFS) para operadores en entornos NFV; y la herramienta Safe Lock que utiliza software de seguridad de bloqueo para proteger sistemas IIoT críticos. Trend Micro también está trabajando ya con fabricantes para hacer disponible la investigación de vulnerabilidades de Zero Day Initiative, con el fin de garantizar que más productos salgan de la línea de producción de la forma más segura posible.

Esto es solo el principio. A medida que IoT entre a formar parte de todos los aspectos de nuestras vidas, debemos trabajar en toda la industria, y con los gobiernos y los reguladores si es necesario, para mejorar la seguridad de la línea de base. Es de esperar que la nueva Directiva Europea NIS (Directiva para la Seguridad de las Redes y los Sistemas de Información) contribuya a impulsar mejoras en este ámbito, al igual que las próximas actualizaciones del Reglamento sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas (ePR), que probablemente impondrán salvaguardas específicas para las comunicaciones M2M en determinados sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.