La lucha contra el cibercrimen más allá de nuestras fronteras: Por qué la colaboración con la ley refuerza su aplicación

Con frecuencia hablamos de lo importante que es para la aplicación de la ley que las empresas de seguridad colaboren en la lucha contra el delito cibernético. Una razón particular para ello se debe a la naturaleza de los delitos informáticos: por decirlo claro, no tienen fronteras.

Tal vez más que cualquier otro tipo de delito, la delincuencia informática no respeta fronteras. Un delincuente en Rusia puede tener colegas de Ucrania, servidores en Reino Unido y atacar a usuarios en Estados Unidos.

Trabajamos intensamente con la Interpol para ayudar a combatir los delitos cibernéticos en todo el mundo. Recientemente firmamos un acuerdo para proporcionar las herramientas, la capacitación y la información a la Interpol para que agencias del orden público de todo el mundo puedan construir las capacidades necesarias para luchar en la aplicación de la ley en su propio terreno.

Sin embargo, también trabajamos con los países de forma individual, y en algunos casos somos capaces de reunir agencias de diferentes países para investigar el mismo grupo de criminales cibernéticos. Al servir como intermediarios, somos capaces de ayudar a policía de diferentes países que trabajan en el mismo caso sin tener que pasar por procedimientos complejos que requieren mucho tiempo en relación con los tratados de asistencia legal mutua.

Todavía existen áreas en que la cooperación internacional en la lucha contra la delincuencia informática se puede mejorar. Algo que pensamos que sería altamente beneficioso es que los países que trabajan juntos formasen organismos policiales multinacionales que ayudasen con temas de ciberdelincuencia regionales. En Europa, tenemos Europol, que se ocupa de las actividades de los diversos organismos encargados de hacer cumplir la ley locales. Una agencia como Europol puede ser muy útil en áreas de países con capacidades muy limitadas para investigar los delitos cibernéticos, como África.

La ciberdelincuencia es un problema global  y sin soluciones globales no se puede combatir con eficacia. Trend Micro trabaja con las fuerzas del orden de todo el mundo con el fin de hacer frente a estas amenazas y ayudar a hacer Internet más seguro para todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.