5 motivos por los que las trampas de la ingeniería social funcionan

La ingeniería social, un término creado por un hacker reconvertido a consultor, es el acto de engañar a la gente para que haga algo que no desea hacer o que proporcione información confidencial. En la mayoría de las ocasiones las consecuencias de la ingeniería social son más graves que una infección producida por un malware o un ataque tradicional.

En este link, ofrecermos una completa guía electrónica con consejos, buenas prácticas y ejemplos de cómo la ingeniería social aprovecha cualquier situación, evento, red social etc, para afectar a usuarios de todo tipo y condición.

La industria cinematográfica es uno de los ganchos más utilizados por ciberdelincuentes para hacer sus acciones de ingeniería social. A través de emails spam con links que conducen a sitios web infectados, a través de URLs incluidas en redes sociales etc, los estrenos de películas pueden utilizarse como anzuelos para atraer a usuarios y que estos se infecten o sufran las consecuencias de ataques indiscriminados. En nuestro blog internacional podéis leer más información sobre este asunto, ver estadísticas y datos reales relacionados con la ingeniería social asociada al cine.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*